Ópticas Münkel

¿Qué es la luz azul y por qué es importante protegernos de ella?

La luz azul es una parte del espectro visible de la luz, que abarca longitudes de onda entre 380 y 500 nanómetros. Es la luz más energética de la luz visible, se encuentra en la luz solar, en las pantallas LED de los dispositivos electrónicos y en algunas fuentes artificiales de luz.

¿Cómo afecta la luz azul al ojo y al ser humano?

La luz azul puede tener efectos positivos y negativos en la salud ocular. Por un lado, ayuda a mantener el ritmo circadiano, que es el ciclo de sueño-vigilia del cuerpo. Por otro lado, la exposición excesiva a la luz azul puede causar::

  • Fatiga ocular, sequedad e irritación de los ojos.
  • Dificultad para dormir. La luz azul puede interferir con la producción de melatonina, una hormona que ayuda a regular el sueño.
  • La exposición a la luz azul a largo plazo puede aumentar el riesgo de Degeneración Macular DMAE, una enfermedad que puede causar pérdida de visión central.
  • Puede aumentar el riesgo de formar cataratas, una enfermedad que nubla el cristalino del ojo.

Cómo protegernos de la luz azul

Existen una serie de medidas que podemos tomar para proteger nuestros ojos de la luz azul:

  • Reducir el tiempo que pasamos frente a las pantallas de los dispositivos electrónicos, especialmente por la noche.
  • Usar filtros de luz azul, ya que están diseñados para reducir la exposición a la luz azul que emiten las pantallas LED.
  • Ajustar el brillo y el contraste de la pantalla puede ayudar a reducir la exposición a la luz azul.
  • Tomar descansos frecuentemente cuando se utilizan pantallas puede ayudar a descansar los ojos y reducir la exposición a la luz azul.

La luz azul es una parte natural del mundo que nos rodea, pero la exposición excesiva puede tener efectos negativos en la salud ocular. Adoptando medidas sencillas para reducir la exposición a la luz azul, podemos ayudar a proteger nuestros ojos y prevenir problemas oculares.