Ópticas Münkel

Hipermetropía

La hipermetropía es un defecto refractivo del ojo que se caracteriza por la dificultad para ver los objetos a distancias cercanas. Las personas que padecen hipermetropía ven los objetos cercanos borrosos.

En el proceso que ocurre para que se de la visión, la luz entra en el ojo por pupila, pasando a través de los medios refringentes (córnea,cristalino, humor acuoso, humor vítreo)  que funcionan como lentes que enfocan la luz en la retina; tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior del ojo, que envía señales al cerebro y éste las interpreta para crear una imagen.

La hipermetropía se produce cuando el ojo es demasiado corto o sistema óptico es débil o le falta potencia y esto hace que los rayos de luz se enfoquen detrás de la retina, en lugar de sobre ella.

Los síntomas y signos de la hipermetropía:

  • Dificultad para ver los objetos cercanos
  • Borrosidad o deformación de los objetos cercanos
  • Acercarse mucho a los objetos para verlos con claridad
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga visual

La hipermetropía se puede detectar con un examen de la vista. Este se realiza en un consultorio optométrico, oftalmológico o una óptica. Se debe realizar una refracción ocular, la toma de la  agudeza visual, que es la capacidad del ojo para ver detalles finos y las pruebas subjetivas necesarias para que la corrección sea confortable a la hora de usar los lentes.

La hipermetropía se puede corregir con anteojos, lentes de contacto o cirugía.

Los anteojos y lentes de contacto con lentes convergentes corrigen la hipermetropía. Las lentes convergentes hacen que los rayos de luz se enfoquen en la retina, en lugar de detrás de ella.

La cirugía refractiva puede corregir la hipermetropía, cambiando la refracción del ojo por medio de un láser que tornea una nueva curvatura ocular, la cual cambia la potencia del ojo para que los rayos de luz se enfoquen en la retina.

Las personas con hipermetropía deben seguir estas recomendaciones para cuidar su visión:

  • Realizarse el examen de la vista anualmente
  • Usar anteojos o lentes de contacto con regularidad.
  • Realizar descansos visuales cada 20-30 minutos, especialmente cuando se trabaja con computadoras o dispositivos electrónicos.
  • Evitar la exposición prolongada a la luz azul de las pantallas.

La hipermetropía es un defecto de refracción común que se puede corregir con anteojos, lentes de contacto o cirugía. Las personas con hipermetropía deben seguir las recomendaciones para cuidar su visión y evitar complicaciones.

¿Qué diferencia hay entre la miopía y la hipermetropía?

La principal diferencia entre la miopía y la hipermetropía es la distancia a la que se enfoca la luz. En la miopía, la luz se enfoca delante de la retina, mientras que en la hipermetropía, la luz se enfoca detrás de la retina. Esto hace que en la miopía los objetos lejanos se vean borrosos, mientras que los objetos cercanos se ven claramente, caso contrario en la hipermetropía, donde se los objetos lejanos se pueden ver mejor que los cercanos.

Otras diferencias entre la miopía y la hipermetropía incluyen:

  • La miopía es más común que la hipermetropía.
  • La miopía suele comenzar a manifestarse en la infancia o la adolescencia, mientras que la hipermetropía puede no manifestarse hasta la edad adulta.
  • En los niños la miopía suele empeorar con la edad, mientras que la hipermetropía suele mejorar un poco con la edad.

Es muy común que la gente suele confundir la hipermetropía con la presbicia, porque ambos son dos trastornos visuales que causan dificultad para ver de cerca. Sin embargo, existen algunas diferencias clave entre ambas afecciones.

La hipermetropía se da porque el que el ojo es demasiado corto o es débil en potencia. Esto hace que los rayos de luz se enfoquen detrás de la retina, en lugar de sobre ella, por eso la dificultad de enfocar los objetos cercanos.

La presbicia es una condición en la que el cristalino se vuelve más rígido con la edad, lo que dificulta su capacidad de cambiar de forma y pierde su capacidad de enfocar de cerca. Como resultado, las personas con presbicia tienen dificultad para ver de cerca, incluso si no tienen ningún otro problema visual.

Además de las diferencias en la causa, existen otras diferencias clave entre la hipermetropía y la presbicia:

  • Edad de inicio: La hipermetropía suele ser congénita, es decir, que está presente al nacer. La presbicia, por otro lado, suele comenzar a manifestarse entre los 40 y los 50 años.
  • Progreso: La hipermetropía suele ser estable con la edad, mientras que la presbicia suele empeorar con el tiempo.

La hipermetropía y la presbicia son dos trastornos visuales diferentes que pueden causar dificultad para ver de cerca. La hipermetropía es un defecto de refracción congénito, mientras que la presbicia es una condición que se desarrolla con la edad. Ambos trastornos se pueden corregir con anteojos, lentes de contacto o cirugía y llevar una vida cotidiana normal y activa.